Modelo de contestación a demanda de alimentos menores
Derecho de Familia Modelos

Modelo de contestación a demanda de alimentos menores

EN LO PRINCIPAL: Contesta demanda de alimentos; OTROSÍ: Patrocinio y poder.

S.J.L. DE FAMILIA

[_______] abogado, por la parte demandada en autos sobre alimentos menores, caratulados “[_______]”, RIT: [_______], a VS. respetuosamente digo:

Que estando dentro de plazo, vengo en contestar demanda de alimentos, interpuesta en contra de mi representado por [_______] en representación del niño [_______], según los antecedentes de hecho y de derecho que a continuación paso a exponer:

HECHOS

Mi representado tuvo una relación con [_______] ya individualizada en autos, de la cual nació nuestro hijo [_______], de actuales [_______] años de edad.

La demandante no ha señalado cuál es el nivel de gastos del hijo de mi representado, ni cuál es su capacidad económica para contribuir a dichos gastos, tampoco.

En cuanto a la capacidad económica de mi representado, [_______].

Como se ha planteado, mi representado, tiene además una carga alimentaria de su actual pareja, por lo que [_______].

Es necesario considerar que los alimentos deben ser costeados por ambos padres y no por uno de éstos como la actora en su libelo establece y es por ello que esta parte debe hacer mención a dichos hechos.

DERECHO

1° Para ser titular de pensión de alimentos, no basta tener uno de los títulos establecidos en el artículo 321 del Código Civil; se requiere además como requisitos copulativos:

a) No estar habilitado para subsistir autónomamente.

b) Estar en estado de necesidad.

El estado de necesidad se encuentra definido en el artículo 330 del Código Civil que señala “los alimentos no se deben sino en la parte en que los medios de subsistencia del alimentario no le alcancen para subsistir de un modo correspondiente a su posición social”.

De acuerdo a lo expuesto por la demandante, el fundamento para la petición de alimentos a favor de la menor claramente no es la satisfacción del estado de necesidad, sino más bien que el alimentante cubra todas y cada una de las necesidades del hijo común, sin considerar que de conformidad a lo dispuesto en el artículo 230 inciso primero al indicar en relación a los costos de educación, crianza y establecimiento de los hijos que “los gastos de educación, crianza y establecimiento de los hijos son de cargo de la sociedad conyugal, según las reglas que tratando de ella se dirán. Si no la hubiere, los padres contribuirán en proporción a sus respectivas facultades económicas”.

Es decir S.S. son ambos padres quienes, de acuerdo a sus facultades económicas deben contribuir a la satisfacción de las necesidades básicas del o los hijos comunes.

Por otra parte, la doctrina y la jurisprudencia han sido categóricas en unificar el principio de que estado de necesidad significa no tener bienes ni ingreso propios o, si los tiene, que éstos no le alcancen para cubrir sus necesidades para subsistir modestamente de un modo correspondiente a su posición social.

c) La pensión de alimentos a otorgar, dice relación también con los ingresos del alimentante y no pueden exceder por ley del 50% de sus ingresos, entendiéndose que como los derechos humanos no colisionan, el alimentante no tiene ingresos suficientes que pueden cubrir el total de sus necesidades propias con el 50% de ellas.

d) El obligado a dar pensión de alimentos o alimentante, debe tener en consecuencia una posición económica que le permita subsistir a él y el excedente cubrir la pensión de alimentos.

2° Asimismo es menester hacer presente a S.S. que el espíritu del legislador al crear la institución de los alimentos, es precisamente satisfacer las necesidades básicas de aquel alimentario que no pueda satisfacerlas por sí mismo. Hay que hacer hincapié en el hecho de que nuestra legislación de familia, en lo relativo a los alimentos, es majadera en señalar que los alimentos deben permitirle al alimentario a satisfacer sus necesidades más básicas, subsistir modestamente de acuerdo a su posición social y, además, los alimentos deben cubrir aquella parte en que la propia alimentaria no pueda hacerlo, y no cubrir todas las necesidades del alimentario, cuestión que pretende la actora en su libelo, vulnerando con ello el espíritu del legislador.

3° Esta norma se condice con lo dispuesto en el artículo 230 inciso primero al indicar en relación a los costos de educación, crianza y establecimiento de los hijos que “los gastos de educación, crianza y establecimiento de los hijos son de cargo de la sociedad conyugal, según las reglas que tratando de ella se dirán. Si no la hubiere, los padres contribuirán en proporción a sus respectivas facultades económicas”.

Por otra parte, los artículos 323 y 330 del Código Civil, señalan que los alimentos deben habilitar al alimentario a subsistir modestamente de acuerdo a su posición social.

Asimismo, el artículo 329 del mismo Código dispone que “en la tasación de los alimentos se deberán tomar siempre en consideración las facultades del deudor y sus circunstancias domésticas”.

A la vez el artículo 7° de la ley N° 14.908 señala en su inciso primero “el tribunal no podrá fijar como monto de la pensión una suma o porcentaje que exceda del cincuenta por ciento de las rentas del alimentante”.

POR TANTO,

RUEGO A US: Tener por contestada demanda de alimentos, en contra de mi representado [_______], solicitando se rechace parcialmente la demanda respecto del monto solicitado, ya que, la demanda indica una suma desproporcionado y lesivo para el demandado además de considerar al momento de resolver los ingresos reales y su patrimonio actual, así como el patrimonio de la actora, y las reales necesidades del niño (opcional); en este sentido vengo en ofrecer [_______].

OTROSÍ: Sírvase su S.S. tener presente que designo abogados patrocinantes y confiero poder a don(a) [_______], abogado, y a don [_______], todos ellos domiciliados para estos efectos en calle [_______], quienes podrán actuar conjunta e indistintamente en estos autos y firman junto a mí en señal de aceptación.

Normativa relacionada

  • Ley N° 14.908 sobre Abandono de Familia y Pago de Pensiones Alimenticias.
  • Artículos 321 a 337 del Código Civil .
  • Ley N° 19.968 que crea los Tribunales de Familia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *