Modelo de demanda de nulidad matrimonial por error acerca de alguna cualidad personal
Derecho de Familia Modelos

Modelo de demanda de nulidad matrimonial por error acerca de alguna cualidad personal

EN LO PRINCIPAL: Demanda de nulidad matrimonial; PRIMER OTROSÍ: Solicitud que indica; SEGUNDO OTROSÍ: Patrocinio y Poder.

S.J.L. DE FAMILIA

[_________________], nacionalidad [_________________], profesión u oficio [_________________], domiciliado en [_________________], a US. respetuosamente digo:

Que por este acto vengo en interponer demanda de nulidad matrimonial, en contra de mi actual cónyuge [_________________], nacionalidad [_________________], cédula nacional de identidad [_________________], profesión u oficio [_________________], de acuerdo a los fundamentos de hecho y derecho que paso a exponer:

HECHOS

Sin perjuicio de los antecedentes expuestos, vengo en interponer demanda de nulidad de matrimonio, por concurrir en la especie todos y cada uno de los requisitos que hacen procedente impetrar la acción de nulidad, y que Tribunal de US. la acoja, declarando nulo el matrimonio. En efecto, la nueva Ley de Matrimonio Civil exige la concurrencia de los siguientes requisitos:

a) Primer requisito: Que la nulidad de matrimonio se funde en alguna de las causales taxativamente señaladas en la ley.

b) Segundo requisito: Que la acción sea intentada por los titulares de la misma exigencia que también se cumple en la especie, toda vez que, de conformidad con el artículo 46 de la Ley de Matrimonio Civil, la titularidad de la acción corresponde a cualquiera de los presuntos cónyuges.

c) Tercer requisito: Que la acción no esté prescrita, exigencia que también concurre ya que según lo dispone el artículo 48 de la citada ley “la acción de nulidad de matrimonio no prescribe por tiempo”.

d) Cuarto requisito: Que la acción sea intentada en vida de ambos cónyuges, exigencia establecida en el artículo 47 de la Nueva Ley de Matrimonio Civil, la que también se cumple.

e) Quinto requisito: Que la causal o causales de nulidad invocados puedan aplicarse del matrimonio que lo solicita.

Es del caso que si el matrimonio se celebra bajo la vigencia de la anterior Ley de Matrimonio Civil, en cuanto a las causales de nulidad recibe plena aplicación la presente ley N° 19.947, básicamente por dos razones:

Porque el artículo 2o transitorio, en su inciso primero señala que los matrimonios celebrados con anterioridad a la entrada en vigencia de la presente ley, se regirán por ella en lo relativo a la nulidad, y

A mayor abundamiento porque el mismo artículo 2° transitorio, en su inciso 2o, señala que los matrimonios celebrados bajo la vigencia de la antigua Ley de Matrimonio Civil, se regirán por ésta sólo en las siguientes materias:

En lo relativo a las formalidades y requisitos externos del matrimonio.

En lo relativo a las causales de nulidad que se originen con motivo de la omisión de estos requisitos o formalidades externas, como son las causales de nulidad relativas a la falta o inhabilidad de los testigos.

POR TANTO, en mérito de os hechos antes expuestos y del derecho que me asiste.

Ruego a S.S.: Se sirva tener por interpuesta demanda de nulidad matrimonial en contra de [_________________], acogerla a tramitación y en definitiva declarar la nulidad del matrimonio celebrado entre las partes, con expresa condenación en costas.

PRIMER OTROSÍ: Ruego a US. disponer se habilite día, hora y lugar para la notificación de la demanda, y que se autorice a notificar la presente demanda por medio de receptor judicial a costa de la suscrita.

SEGUNDO OTROSÍ: Sírvase US. tener presente que [_________________] designa como abogados patrocinantes y confiere poder a los abogados [_________________], cédula nacional de identidad número [_________________] y[_________________] cédula nacional de identidad número [_________________], ambos habilitados para el ejercicio de la profesión, con domicilio en [_________________].

Normativa relacionada

  • Código Civil: artículos 128, 1764, 1790, 1792.
  • Ley N° 4.8 08 sobre Registro Civil.
  • Ley N° 19.947 de Matrimonio Civil: artículo 5° número 4 y artículo 44 a).
  • Ley N° 19.968 crea los Tribunales de Familia.

Jurisprudencia relacionada

Nulidad de matrimonio. Consentimiento libre y espontáneo. Error en cualidades personales. Características del error. Diferencias religiosas. Transgresión a deberes del matrimonio. Corte de Apelaciones de Rancagua, 01/06/2007, Rol N° 372-2007.

El artículo 44 letra b) de la Ley de Matrimonio Civil contempla como causal de nulidad del matrimonio que el consentimiento no hubiere sido libre y espontáneo en los términos del artículo 8° del mismo cuerpo legal, disponiendo este artículo en su N° 2 que falta aquél cuando hay error en alguna de las cualidades personales que, por la naturaleza y fines del matrimonio, debe estimarse como determinante para otorgar el consentimiento. La cualidad sobre la que incurre el error del contrayente debe ser inherente a la personalidad del cónyuge, permanente y suficientemente grave. Debe, entonces, descartarse la negativa en procrear inmediatamente de celebrado el matrimonio, pues ello es una legítima opción para una persona joven que privilegia la relación de pareja a formar una familia, más si no se demuestra que la demandada descarte categórica y absolutamente la posibilidad de ser madre. Tampoco constituye error de una cualidad personal el que el demandante sea católico y la demandada evangélica, lo cual obstaría a contraer el sagrado vínculo en el templo católico, pues es inverosímil que dos personas adultas al menos hayan reparado en la forma en que se manifieste el consentimiento, pues es público y notorio que en Chile, antes y después de la nueva legislación laboral, existía la vía civil y la religiosa para celebrar el matrimonio. Las convicciones morales y religiosas para que constituyan error en las cualidades personales deben ser del tipo fundamentalista, importan restricción a la libertad de uno de los cónyuges o de los hijos, amenazando la convivencia pacífica de los contrayentes, no pudiendo estimarse como tal la intolerancia del actor a que su cónyuge profese otra religión, pues sus convicciones religiosas no se ve que impidan una convivencia armónica entre dos personas de religiones distintas, porque lo normal es que se respeten y toleren, no que intenten imponer una sobre otra. Esta intolerancia al actor para solicitar la nulidad del matrimonio, pues él incurre en la causal, y sólo puede accionar quien incurre en el error. En síntesis, no es serio pretender objetar la celebración del matrimonio por una vía cuyas causales son en extremo graves para su anulación, por la irresponsabilidad de no conversar acerca de temas que si bien son de importancia para la futura convivencia, no constituyen errores como la impotencia coeundi — imposibilidad de efectuar el acto sexual—, enfermedades gravísimas que atentan contra la naturaleza y fines del matrimonio, conducta depravada, prácticas homosexuales y convicciones morales y religiosas, entre otras.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *